Por qué debemos dejar de consumir plásticos de un solo uso: los impactos ambientales, sociales y económicos

BlogComunicación Responsable • 09-04-22

El plástico es un material sintético cuyas características de adaptabilidad, bajo costo, blandura, fácil producción, higiene, ligereza, maleabilidad y resistencia han permitido que tenga múltiples aplicaciones en diferentes industrias como la automovilística, eléctrica, energética, sanitaria y tecnológica.

Además de las anteriores, otro de los sectores en los que este material resulta indispensable es el alimentario ya que, gracias a este, los alimentos y las bebidas han podido almacenarse de manera segura e higiénica a través de botellas de plástico y empaques de unicel.

Sin embargo, en los últimos años, este material también ha generado consecuencias negativas debido a la producción de plásticos de un solo uso.

 

Tabla de contenido

 

¿Qué son?

Los plásticos de un solo uso o plásticos desechables son productos que fueron fabricados para ser utilizados sólo una vez antes de ser desechados o, en el mejor de los casos, reciclados.

En su mayoría, estos plásticos fueron hechos para guardar, conservar o transportar alimentos y bebidas, principalmente. Las botellas de plástico de agua o refrescos, así como las bolsas de plástico son un ejemplo.

 

Consecuencias de la producción masiva de productos plásticos Modo Re

A partir de la segunda mitad del siglo XX tuvo lugar una producción masiva de productos plásticos, entre los que se incluyen plásticos de un solo uso que representan un grave problema ambiental.

 

Los envases de plástico conforman, aproximadamente, la mitad de todos los residuos plásticos a nivel mundial (1).

 

Los plásticos de un solo uso están hechos de seis principales polímeros. Cada uno se utiliza para fabricar determinados artículos:

En Modo Re te presentamos una nueva forma de consumir de manera más consciente con nuestro planeta. Visita nuestro sitio web y entérate por qué estamos convencidos de que necesitamos recuperar, reutilizar y rellenar los envases de plástico de los productos que compramos.

 

Impactos de los plásticos de un solo uso

Las bolsas y botellas de plástico así como los envases de unicel son tres de los plásticos de un solo uso que se utilizan de forma cotidiana. Cientos de miles de estos productos se consumen y desechan día tras día.

Esto ha provocado que impacten de manera negativa tanto en el rubro ambiental como en el social y económico (1).

 

Ambiental

Los plásticos de un solo uso generan consecuencias ambientales devastadoras. Algunas de ellas son:

 

la contaminación en mares  afecta a más de 600 especies marinas ModoRe

Según investigaciones realizadas por las Naciones Unidas, la contaminación en mares y océanos ocasionada por plásticos de un solo uso afecta a más de 600 especies marinas.

 

Social

Los plásticos de un solo uso también han impactado negativamente en este ámbito. Entre las secuelas sociales se encuentran:

 

12 mil millones de toneladas de basura ocasionadas por plásticos de un solo uso son las que se esperan para el año 2050, si los patrones de consumo y prácticas de gestión de residuos actuales se mantienen como hasta ahora (1).

 

Económico

Los plásticos de un solo uso crean, al igual que en lo ambiental y lo social, daños económicos, entre ellos:

En Modo Re queremos colaborar a que estos impactos disminuyan, por lo que nos enfocamos en reutilizar los envases de botellas de plástico de un solo uso. Visita nuestro Instagram para ser parte de nuestra comunidad y repensar la forma en la que consumimos.

 

Prohibición

El desecho de plásticos de un solo uso representa, en la actualidad, un gran problema puesto que, de acuerdo con datos de las Naciones Unidas, el 79 % de plásticos que se desechan se encuentran en basureros, vertederos o en el ambiente (1).

El porcentaje anterior indica que casi el 80 % del total de todos los plásticos que usamos una sola vez y que después tiramos a la basura no hace más que contaminar, es decir, no es incinerado ni mucho menos reutilizado o reciclado.

Por esta razón, más de 60 países han impuesto multas y prohibiciones para contrarrestar el impacto negativo de estos productos. Por el momento, la prohibición de plásticos de un solo uso se centra en las bolsas desechables y los empaques de unicel (1).

 

Plásticos de un solo uso ModoRe

La prohibición de plásticos de un solo uso es una de las alternativas
ante el problema ocasionado mayormente por botellas y bolsas de este material.

 

En la Ciudad de México, a partir del 1 de enero de 2021, quedó prohibida la comercialización, distribución y entrega de artículos de plástico desechable como cubiertos, popotes, platos, vasos y charolas utilizadas para consumir o transportar alimentos. Un año antes, en 2020, también se prohibió la comercialización, distribución y entrega de bolsas de plástico de un solo uso (2).

 

Cada año se consumen 5 billones de bolsas de plástico, es decir, alrededor de 10 millones de bolsas de plástico por minuto (1).

 

A pesar de este panorama, ni la prohibición ni las multas han traído los efectos esperados, debido a que las legislaciones son muy recientes y aún no es posible observar un cambio drástico.

La falta de cambios también se debe a que estas legislaciones, por lo general, tienen seguimientos deficientes; en otras palabras, aunque se han establecido ciertas normas no hay una vigilancia que garantice su cumplimiento.

Tratando de revertir la falta de resultados de la prohibición de plásticos de un solo uso, y de acuerdo con la información proporcionada por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), numerosos jefes de estado, ministros y otros representantes de 175 países aprobaron una resolución para acabar con la contaminación por plásticos.

La resolución busca crear un acuerdo internacional para 2024 que proporcione soluciones contra la epidemia de contaminación por plásticos.

Las soluciones deben tomar en cuenta todo el ciclo de vida de estos artículos: producción, diseño y eliminación; incorporar materiales reutilizables y reciclables, y fortalecer la colaboración internacional para una cooperación científica y técnica efectiva.

Si te interesa sumarte a la lucha contra los plásticos de un solo uso desde otra trinchera, ponte en Modo Re para que tu marca reutilice los envases que ya estás produciendo y vendiendo. Haz clic aquí y calcula las botellas que podrías reutilizar.

 

Cómo combatir los plásticos de un solo uso: alternativas

Debido a que la prohibición de plásticos de un solo uso no está generando los resultados deseados, los expertos señalan que es necesario impulsar otras medidas. Algunas de las alternativas que recomiendan son (1):

Esta alternativa está presente en algunos productos de la industria de bebidas como los refrescos de cola, que es lo que conocemos como productos retornables; sin embargo, está desaprovechada tanto por estas mismas compañías (sólo se utiliza en los productos de capacidades más grandes) como por industrias de otros sectores.

La reutilización de envases es una alternativa que se ha implementado también en otros países con diferentes productos. Por ejemplo, en Alemania la mayoría de los supermercados tienen una cabina en la que se pueden regresar todos las latas de cervezas para ser utilizadas nuevamente. Por supuesto, estas deben estar secas y en buen estado.

 

Cálculo de botellas recicladas vs botellas no producidas ModoRe

Cada botella de plástico reutilizada equivale a una botella de plástico no producida.
La reutilización genera beneficios económicos y ambientales superiores. Haz tu cálculo.

 

El beneficio empresarial se da en una reducción significativa de costos de producción, pues no va a ser necesario generar cada vez nuevos envases; y, por el lado del consumidor, se da en una disminución del costo, pues sólo tendría que pagar por el contenido. En otras palabras, el refill es un win-win para todos.

The Respect Company es una de las empresas que ya está implementando esta novedosa alternativa y ofrece a sus consumidores sus productos en la mejor presentación: la reutilizable.

Tus campañas pueden contar las medidas que tu empresa está tomando para reducir la huella plástica y la importancia de hacerlo, tanto para la compañía y los consumidores finales como para la población en general.

 

El problema no es el plástico, sino el uso que hemos hecho de este a partir de la segunda década del siglo pasado (1).

 

Es importante mejorar esta gestión porque son muy pocos los desechos que se están reciclando. Actualmente, se producen 300 millones de toneladas de residuos plásticos cada año y sólo el 14 % se recicla y este porcentaje se reduce a más de la mitad (6.7 %) si nos centramos en el panorama nacional.

De todas las alternativas anteriores, las más inmediatas son la reutilización y el refill. ¿Por qué? Porque es la que requiere una menor inversión de tiempo y de recursos económicos y humanos, pues la implementación puede ser inmediata y no necesitas hacer una gran inversión. Para esto puedes recurrir a plataformas de consumo circular que pueden orientarte con esto.

Existen diversas propuestas para poder usar una y otra vez contenedores y envases. A continuación te contamos sobre una de ellas.

 

Modo Re y los plásticos de un solo uso

Una de las plataformas de consumo circular actual es Modo Re. Ofrecemos a las empresas un ahorro al promover la reutilización de dichos envases para que ellas ofrezcan a los consumidores finales una forma de reutilizar los envases de productos cotidianos.

En Modo Re reutilizamos y rellenamos envases sin usar ninguna nueva botella, con lo que ayudamos a reducir las más de 12.7 millones de toneladas de plástico que terminan en los océanos cada año.

 

Erradicar el uso de plásticos de un solo uso ModoRe

En Modo Re queremos contribuir a erradicar el uso de plásticos de un solo uso.
Repiensa la forma en que consumes y súmate a esta iniciativa que puede cambiar el rumbo.

 

Los principios de la economía circular, un modelo de producción y consumo en el que se promueve la optimización de todos los recursos involucrados en los procesos productivos, son los que dictan la actuación de esta alternativa.

Al sumarte a Modo Re, tu empresa evita que se generen nuevas botellas de plástico y que estas se conviertan en residuos. Así, al optar por una opción en la que tus consumidores puedan rellenar un envase con tus productos, contribuyes a la disminución del uso de plásticos de un solo uso y minimizas tu huella plástica empresarial.

En Modo Re creemos en recuperar, reutilizar y rellenar envases a manera de refill para disminuir la contaminación por plástico en nuestro planeta. Si quieres conocer a detalle esta alternativa consulta nuestro sitio web.

 

Repiensa, recupera, reutiliza, rellena.

 

Referencias

1. ONU. Plásticos de un solo uso. Una hoja de ruta para la sostenibilidad. Organización de las Naciones Unidas (ONU), 2018. Consultado el 3 de marzo de 2022.

2. Sedema. Inicia hoy segunda etapa de la prohibición de plásticos desechables de un solo uso en la Ciudad de México. Secretaría del Medio Ambiente (Sedema), 2021. Consultado el 5 de marzo de 2022.